Nuestro carisma

El carisma de la Congregación es: Vivir en la fraternidad el Evangelio por amor de Dios, encarnando, testimoniando y anunciando la Realeza de Cristo, en espíritu franciscano de continua conversión, al servicio de la iglesia y de toda persona, particularmente en su dimensión educativa. (Art. 2 de las Constituciones)